TRASTORNOS DE LA COMUNICACIÓN

Los trastornos del lenguaje en los niños se refieren a problemas con uno de los siguientes:

Los niños con trastornos del lenguaje pueden producir sonidos y su discurso se puede entender. Estas afecciones algunas veces se diagnostican de manera errónea como trastornos del desarrollo. Por lo que se necesita la valoración de un profesional.

La mayoría de las veces el lenguaje se desarrolla de manera natural comenzando en el nacimiento. Para desarrollar el lenguaje, un niño debe ser capaz de oír, ver, entender y recordar.

Los trastornos del lenguaje son diferentes a retrasos en el lenguaje, donde el niño desarrolla el habla y el lenguaje de la misma manera que otros niños, pero posteriormente. En los trastornos del lenguaje, el habla y el lenguaje no se desarrollan normalmente pues algunas habilidades del lenguaje no existen o se desarrollan de manera deficiente.

Los problemas con el lenguaje receptivo comienzan generalmente antes de los 4 años de edad. Puede ocasionarse el trastornos del lenguaje mixtos por una lesión cerebral, se denomina afasia. También pueden ocurrir en niños con otros problemas del desarrollo como el Trastorno del Espectro Autista (TEA), pérdida de la audición y dificultades de aprendizaje. Normalmente existe dificultad en la lectura y en la comprensión lectora.

No existe relación entre el trastorno del lenguaje y la baja inteligencia. Sin embargo, si que existe relación entre dificultad en las relaciones sociales, sufrir ansiedad y tener problemas conductuales.

Síntomas

Un niño con trastorno del lenguaje puede tener uno o dos de los síntomas de la lista de abajo o muchos de los síntomas. Pueden ir de leves a graves.

Trastorno del lenguaje receptivo (dificultad para entender el lenguaje):

  • Dificultad en la comprensión de lo que otras personas han dicho
  • Dificultad a la hora de seguir instrucciones que se les dicen

Trastorno del lenguaje expresivo (problemas para expresar lo que están pensando o necesitan):

  • Dificultad para formar correctamente oraciones simples y cortas
  • Dificultad para ordenar las palabras de las frases cortas
  • Dificultad para encontrar la palabra correcta
  • Uso frecuente de muletillas
  • Vocabulario por debajo del nivel correspondiente a su edad
  • Omisión de palabras en la producción de oraciones
  • Emplear tiempos verbales de forma inadecuada

Señales de alarma

Llame al pediatra si observa los siguientes signos de que su hijo no comprende lo que se le dice:

  • A los 15 meses, no mira ni señala hacia 5 a 10 personas u objetos cuando uno de los padres o el cuidador se los señala.
  • A los 18 meses, no sigue instrucciones simples, como “ponte tu chaqueta”.
  • A los 24 meses, no es capaz de apuntar hacia una imagen o hacia una parte del cuerpo cuando se la nombran.
  • A los 30 meses, no responde fuerte o cabeceando o moviendo la cabeza y haciendo preguntas.
  • A los 36 meses, no sigue instrucciones de dos pasos y no entiende palabras de acción.

Igualmente, consulte al pediatra si nota estos signos de que su hijo no utiliza o expresa el lenguaje bien:

  • A los 15 meses, no está utilizando tres palabras.
  • A los 18 meses, no está diciendo “mamá”, “papá” ni otros nombres.
  • A los 24 meses, no está usando al menos 25 palabras.
  • A los 30 meses, no está usando frases de dos palabras, incluso frases que tengan un sustantivo y un verbo.
  • A los 36 meses, no tiene un vocabulario de al menos 200 palabras, no está solicitando elementos por el nombre, repite exactamente las preguntas dichas por otros, el lenguaje ha retrocedido (ha empeorado) o no está usando oraciones completas.
  • A los 48 meses, con frecuencia usa palabras incorrectamente o emplea una palabra similar o conexa en lugar de la palabra correcta.

A %d blogueros les gusta esto: