ANÁLISIS APLICADO DE LA CONDUCTA

Desde La Mente Infantil realizamos intervención educativa diseñada a partir de los principios del Análisis Conductual Aplicado (ABA). Esta metodología ha demostrado ser científicamente eficaz para el tratamiento del Trastorno del Espectro Autista (TEA), pero también, debido a su flexibilidad, es eficaz para tratar la Dislexia o el TDAH, así como la Discapacidad Intelectual, el Síndrome de Down, y los Trastornos Específicos del Lenguaje (TEL). Esta metodología tan flexible utiliza las técnicas y principios conductuales para mejorar la vida de los niños. Se trabaja a domicilio para aplicar la terapia en el entorno natural del niño/a, para favorecer la generalización del aprendizaje en todos los contextos importantes en la vida del mismo

El ABA se trata de una ciencia en la cual se aplican diversas tácticas derivadas de los principios de comportamiento estudiados en Psicología, para mejorar los comportamientos socialmente significativos y en la que a través de la experimentación se identifican las variables responsables de la mejora de la conducta.

En definitiva, el ABA es una ciencia dedicada al estudio experimental del comportamiento humano y comprometida con la mejora de la calidad de vida de personas con diversas discapacidades. El área de mayor difusión profesional es la intervención analítico-conductual en TEA (Trastorno del Espectro Autista).

Los analistas del comportamiento se centran en la relación observable entre el comportamiento y el entorno. Esto permite modificar el comportamiento inadecuado de una persona a través del control de estímulos, el refuerzo, la extinción, el castigo, …

school-649390_960_720.jpg

En ABA lo más importante es conocer la “función de al conducta”, es decir si una conducta auto-lesiva está mantenida o reforzada por una respuesta de escape u otros factores. Esto se consigue mediante la observación de la conducta mediante un Análisis Funcional de la Conducta, que nos permite llevar un registro minucioso de la conducta observada para encontrar su función y poder así trabajar. Es decir, no tiene un cliente y se pone a trabajar aplicando las técnicas una detrás de otra, sino que primero se observa al cliente, se le pone en diferentes situaciones (por ejemplo, con un niño en situación de juego se le muestra uno de los juguetes para que los nombre, …) y luego con todos esos datos se comienza a trabajar, y siempre con el objetivo de seguir ampliando conocimientos y no perder los que ya tiene adquiridos.

El análisis aplicado de la conducta es la única terapia que ha mostrado mayor evidencia empírica y de la cual se siguen estudiando para seguir mejorando la vida de las personas.

Donde más auge ha tenido es en EEUU, donde empezó en 1938 a raíz de la publicación de “La Conducta de los Organismos” de B.F. Skinner. Pero no sería hasta finales de los años 60 cuando llega a España gracias al grupo de interés creado por Ramón Bayés en Barcelona.

En definitiva, la metodología ABA es la que se ha comprobado como la terapia más adecuada para personas con TEA. Sin embargo hay que tener en cuenta que no todo los profesionales que dicen ser Analistas de Conducta, lo son realmente ya que en España aun no está regulado. Pero siempre puedes ponerte en contacto con ABA España para encontrar los centros donde se aplica esta metodología y así asegurarte de que cumple con una estándares éticos y de calidad. Y si no, siempre puedes ponerte en contacto conmigo , intentaré ayudarte todo lo posible.




Construyamos algo juntos.




A %d blogueros les gusta esto: