Problemas del sueño en niños

Cuando pensamos en el descanso, se nos viene a la cabeza las horas que dormimos y que si dormimos más estaremos más descansados. Nada más lejos de la realidad. La realidad es que no importa tanto las horas de sueño como la calidad de sueño. La realidad es que el sueño tiene varias funciones, entre ellas la más importante es la necesidad del sueño para el desarrollo sináptico y la maduración cerebral. Si se sufre de un sueño de mala calidad, este puede llegar a producir problemas emocionales, cognitivo y conductuales.

Los problemas en la calidad del sueño es una de las mayores preocupaciones de la sociedad actual por sus importantes consecuencias, e incluso son más importantes en niños con Trastornos del Neurodesarrollo. Estos niños suelen presentar dificultades con el inicio y el mantenimiento del sueño, pues suelen presentar despertares nocturnos que llegan a afectar a su conducta, apareciendo comportamiento no adecuados. Además, la prevalencia de problemas de sueño en la población con Trastornos del Neurodesarrollo es del 86%, con mayor frecuencia el insomnio, los despertares nocturnos y el tiempo total de sueño suele ser menor.

Para entender todo lo que se va a comentar a partir de ahora, es importante entender el ritmo circadiano como un reloj que genéticamente nos dirige los ritmos celulares de transcripción, traslación y metabolismos. Además, se debería de entender como un conjunto de relojes coordinados que dirigen los ciclos de luz-oscuridad, sueño-vigilia, frío-calor, ingesta-ayuno, tanto diariamente como en las diferentes estaciones.  

Este problema en niños con Trastornos del neurodesarrollo suele aparecer desde la primera infancia. Si se les compara con niños de la misma edad que duermen 11 horas, los que duermen menos presentan un mayor riesgo de sufrir impulsividad-hiperactividad y de rendimiento cognitivo bajo sobre los 6 años. Por ello, es muy importante tener en cuenta la calidad del sueño de los niños. Para poder valorar la calidad del sueño es importante tener en cuenta dos cosas. Primero, el ritmo circadiano. Las personas tenemos un ciclo de aproximadamente 24 horas que se puede diferenciar entre cronotipo vespertino o matutino. El primero son los llamados “búhos”, que presentan una tendencia elevada a dormirse y levantarse más tarde, suelen presentar mayor prevalencia en problemas de conducta y emocionales. Los de cronotipo matutino se les llama “Alondras” y presentan una tendencia a dormirse y levantarse pronto y no suelen presentar tantos problemas conductuales y emocionales como los vespertinos. La segunda cosa que tenemos que tener en cuenta para valorar la calidad del sueño es la higiene de sueño que se tiene. Tener una buena higiene del sueño y unas rutinas mejora la calidad del sueño y engloba tanto las acciones que se realizan de cara a iniciar el sueño como los hábitos de vida. Un ejemplo de todo esto es que los niños con Trastorno del Espectro del Autismo están un mayor número de horas frente a pantallas, haciendo uso de las nuevas tecnologías que a sus compañeros de la misma edad, pero menos horas en redes sociales. Los aspectos negativos del uso de las nuevas tecnologías en horas cercanas a la de dormir son mayores en personas con trastornos del neurodesarrollo.

Debido a todos los problemas conductuales, emocionales y cognitivos que presenta, además de los problemas a nivel familiar que representa, es por lo que hoy venimos a hablar sobre el sueño.

Los problemas del sueño se presentan de forma distinta en los diferentes trastornos. Por ejemplo, los niños con TDAH presenta un cronotipo vespertino (“búho”) y los niños con TEA presentan problemas en la producción y el ritmo de la melatonina debido a alteración en la regulación del ritmo biológico. Entre el 50 y el 80% de los niños con TEA presentan problemas del sueño, pero no suelen comunicárselo a los médicos pues presentan mayor preocupación en los problemas de comportamiento. Suelen aparecer sobre los 6 años y continuar a los 11 y se relación con mayores problemas en la comunicación social.

El problema del sueño tiene causas multifactoriales en niños con TEA, algunas de ellas son:

  • Factores intrínsecos (neurotransmisores).
  • La producción de serotonina está elevada en el 25% de los niños por un trastorno metabólico primario de su receptor o una alteración en su eliminación por alteración en su trasportador.
  • Baja concentración de melatonina por déficit primario de la actividad de diferentes neurotransmisores.
  • Factores médicos (epilepsia, alteraciones gastrointestinales…).
  • Conductuales (deficiente higiene de sueño).

En los casos de niños con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad el sueño se caracteriza por un déficit en la producción de neurotransmisores relacionados con mantenimiento de la vigilia y/o un retraso madurativo en la disminución progresiva del sueño en una de sus fases (N3), que sucede naturalmente con la edad. Además, el 20% de los niños con TDAH están diagnosticados con el síndrome de piernas inquietas, síndrome relacionado con la dificultad para mantener el sueño. Por otro lado, se ha observado que niños con TDAH tiene una producción tardía de melatonina durante la noche, lo que produce un retraso en el inicio y finalización del sueño.

Con todo esto, el tratamiento de los problemas del sueño en niños con Trastornos del Neurodesarrollo debe tener objetivos realistas, claros y medibles. Esto solo puede ser realizado por un especialista. Cuando los padres lo comentan, habitualmente se les dice que simplemente les den melatonina y que ha ser posible les reduzcan el número de horas de pantallas en la noche. Pero realmente esto va más allá y se necesita una intervención individualizada para cada niño y familia. Es por ello que insisto en buscar especialistas que sepan trabajar la higiene del sueño. Si estás buscando un profesional que trabaje los problemas del sueño, puedo ayudarte. No dudes en ponerte en contacto conmigo. Estaré encantada de ayudarte.

Referencias:

Pin Arboledas G. (2019). El sueño del niño con trastornos del neurodesarrollo. MEDICINA (Buenos Aires). 79 (Supl. 1), 40-55.

Pin Arboledas G. Novedades en sueño: guía de práctica clínica sobre trastornos del sueño en la infancia y adolescencia en Atención Primaria. Melatonina: indicaciones de su uso en Atención Primaria. En AEPap ed. Curso de Actualización Pediatría 2013. Madrid: Exlibris Ediciones; 2013. p. 229-43.

Publicado por irenepsicologa

Soy psicóloga especialista en Terapia ABA con más de 5 años de experiencia. Trabajo con niños y niñas con Trastornos del Neurodesarrollo, principalmente Trastorno del Espectro Autista. Disfruto de mi trabajo y lo realizo con pasión, cada día intentando mejorar como profesional e intentando mejorar el mundo de las personas con las que trabajo.

Un comentario en “Problemas del sueño en niños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: